Before Sunrise

Estoy volviendo a casa. A mi tierra, a mi gente. Voy en tiempos revueltos. Está el ambiente caldeadito en esa zona conmigo por un comentario que hice en twitter que se malinterpretó y empezaron a insultarme a pesar de haberme disculpado. Espero por su bien que no intenten hacerme nada, con un palo soy capaz de mandar a quien sea al otro barrio. Ya me he vuelto a ir por las ramas. Lo dicho, estoy volviendo a casa. Voy en el tren escribiendo esto con los cascos escuchando una música que si la pusiera en alto la gente del vagón me miraría raro. Es un tren barato, más de 8 horas de viaje. Acabaré con el culo cuadrado de ir sentado. ¡Y no tiene enchufes! Quitando todos los males contemporáneos, voy en el asiento de la ventana. ¡Aleluya! Ahora que ya sabéis como voy quizás entendáis lo que siempre pienso cuando viajo. Me viene a la cabeza la idea de: ¿Y si el amor de tu vida va en el mismo tren que tú? Incluso en el mismo vagón o sentada en el asiento de al lado, de delante o de detrás. Ahora es cuando el listo de turno dice: “Tú has visto mucho Antes del amanecer”.

beforesunrise3

Sí, demasiado, amo esa película. No por ello hay que descartar la idea. Es muy fácil hablar con cualquier persona que tienes sentada al lado. He conocido a varias chicas, dos o tres, haciendo este mismo trayecto entre idas y vueltas. Aclaro que ahora mismo no tengo a nadie sentado a mi lado y que ninguna de esas chicas que acabo de mencionar han acabado siendo el amor de mi vida aunque eso creo que ya se daba por hecho. No siempre tiene que ser así. Una vez viajando un amiga conoció a un chico y aunque no resultó ser el amor de su vida tampoco, llegaron a salir unos seis meses. Puede que no le guste que haya contado esto porque me lo dijo en confianza así que perdón si lo lee, pero creo que me venía de perlas para decir lo que quiero expresar. Puede ocurrir. Puede ser que conozcas a alguien en un tren o en un avión o en el metro, os dais los números y a los días estar quedando para tomar un café, o una copa o para cenar. No hay porqué rechazar que pueda ocurrir. Otra cosa ya es que ocurra y vaya bien.  Y aquí estoy yo, escribiendo esto mientras espero que en la siguiente estación se monte una tía interesante, se siente a mi lado y empecemos a conversar para hacer más llevadero el viaje. Me da que esta vez no va a poder ser. La siguiente quizá.

BeforeSunrise2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s