En las buenas y en las malas

El otro día a una amiga se le murió el abuelo. Se veía venir desde hace tiempo. Yo le mandé un audio diciéndole que contara conmigo si necesitaba hablar o cualquier cosa, que me llamara si hacía falta a las 4 de la mañana si le da el bajonazo. A mí hace unos meses se murió mi abuela repentinamente y yo, que estoy estudiando a 700 km de casa no pude ni ir al funeral. La chica con la que me he llevado este último palo lo notó. Notó que me pasaba algo y se lo conté. Me apoyó mucho. Por eso puede que me piense darle otra oportunidad o al menos quiero que no nos llevemos mal. “Se lo debo” por así decirlo. Normalmente nadie nota cuando estoy mal a menos que lo diga. Mi compañera de piso ni siquiera lo notó y vivía conmigo. El otro día por la noche cuando me llevé el palo una chica a la me presentaron en una fiesta hace varios meses también lo notó.  Fue raro porque no me conocía. Apenas de vista. Tenía duende la chiquilla. Acabé la noche acompañándola a casa con otras chicas y unos erasmus, pero eso es otra historia que algún día quizás os contaré. Volviendo a lo que iba antes de irme por las ramas, creo que la gente que está en los momentos malos es la que merece estar en los momentos buenos de tu vida. Ahora bien, si te está haciendo pasar por un momento malo, ¿en el futuro te hará pasar por otro bueno o por otro peor?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s